Un año después y la Corte no se pronuncia sobre condena al Pai Rubio

PaiRubioDesvío de 14 mil millones de guaraníes

El caso del PAI RUBIO sigue congelado hace un año en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. Un tercer ministro de la Corte “no se ha interesado” en integrar la Sala ante la ausencia del reemplazante del jubilado ministro Wildo Rienzi Galeano. El Ministerio Público urgió en contadas ocasiones el fallo confirmatorio de la condena de cinco años y seis meses a que fue sometido el acusado tras ser hallado culpable del desvío de 14 mil millones de guaraníes en “el proyecto pozos artesianos”.

Hace un año que la Sala Penal de la Corte Suprema no logra integrarse con un tercer ministro para confirmar o anular la condena de cinco años y seis meses de penitenciaría impuesta al sacerdote jesuíta José Antonio Rubio, hallado culpable del desvío de 14 mil millones de guaraníes dentro del proyecto de construcción de 50 pozos de agua potable para poblaciones rurales.

La excesiva demora en resolver el recurso de casación promovido por abogados del sacerdote ha despertado todo tipo de sospechas en sede judicial.

El desvío comprobado en juicio de 14 mil millones de guaraníes fue parte de una donación realizada por la Unión Europea para solventar tan noble proyecto comunitario.

La fiscala del caso Victoria Acuña presentó su último urgimiento el 27 de Octubre del año pasado, mientras que el abogado Víctor Dante Gulino, por la defensa de uno de los condenados lo hizo el 21 de abril de este año.

Hasta el momento, en secretaría de la Sala Penal no tienen noticia cierta de que el expediente judicial tenga el tercer ministro que necesita para comenzar a analizarse la presentación de los abogados de la defensa.

En el otro juicio que involucra al Padre Rubio sus abogados lograron la absolución de reproche y pena ante la grave acusación de haber sobrefacturado 137 mil dólares en el Proyecto Ysakã, destinado a la construcción de 9 pozos artesianos en zonas carenciadas. Los recursos financieros tambien provenían de la Unión Europea.

En este caso de sobrefacturación, la Fiscalía apeló la sentencia de primera instancia y actualmente se encuentra en estudio en la Camara de Apelaciones en lo penal, primera Sala.

ANTECEDENTES
El 31 de agosto de 2007, el jesuíta español de 64 años, fue hallado culpable penalmente por el desvío, en 2004, de unos 14.000 millones de guaraníes de un fondo de 3,2 millones de dólares donados por la UE, para la construcción de 50 pozos de agua potable en localidades rurales.

La inexplicable desidia judicial ha precipitado una cadena de urgimientos presentados por el Ministerio Público que busca la confirmación del fallo condenatorio.

El 12 de junio de 2008 se promovió un recurso extraordinario de casación de parte de la defensa del sacerdote español José Antonio Rubio. La defensa técnica llevada adelante por los abogados Jorge Bogarín y Bettina Legal concluyó que la Cámara de Apelación sin fundamentos jurídicos válidos ha confirmado “un fallo arbitrario”.

Los abogados atacaron ante la Máxima Instancia Judicial el Acuerdo y Sentencia Nº 27 del 5 de mayo de 2008, firmado por los camaristas Natividad Meza, Gustavo Ocampos y Tomás Cárdenas.

Este Tribunal de Alzada por unanimidad confirmó la S.D. Nº 249 del 31 de agosto de 2007, por la cual los magistradas Gloria Hermosa, Mesalina Fernández y Mara Ladán condenaron a cinco años y seis meses de prisión al sacerdote español.

En todo este tiempo el condenado se ha beneficiado con las medidas alternativas a la prisión y guarda arresto domiciliario interín se confirme los fallos judiciales.

EL FALLO ABSOLUTORIO
El 14 de Noviembre de 2008, el sacerdote fue absuelto en el caso de la sobrefacturación de 137.000 dólares en la construcción de nueve pozos artesianos.

Los jueces Víctor Medina, Blanca Gorostiaga y Elsa García resolvieron absolver al acusado en su carácter de codirector europeo del Proyecto Ysaka. También fueron beneficiados con este fallo Sócrates Garcete, codirector paraguayo; el Ing. Jorge Marín Postigo, ejecutor de la obra, y las arquitectas Mirna Ayala, Eliza Vera y Rocío Mendoza.

En dicha oportunidad, el presidente del Tribunal de Sentencia, Víctor Medina, concluyó que “no hubo irregularidades, solo desprolijidades en las que se cayó por insuficiencia financiera”.

Actualmente esta sentencia absolutoria se encuentra en estudio por parte de camaristas del fuero penal primera sala. Y la Fiscalía también espera que se condene al sacerdote español, en el presente caso judicial.

ACTUALIZACION

El 1 de setiembre del 2009 y tras un año de estudio del caso,con un voto en disidencia, la Sala Penal de la Corte Suprema benefició al sacerdote salesiano, José Antonio Rubio, con la reducción de la pena de 5 años y 6 meses de cárcel a 3 años de penitenciaría, por el desvío de 14 mil millones de guaraníes dentro del proyecto de construcción de 50 pozos artesianos para poblaciones rurales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: