Cinco meses de dilación traban inicio de juicio oral por homicidio

Víctor Elías

El procesado Victor Elias Mendoza aguarda definicion judicial

EXPEDIENTE: “VICTOR ELIAS MENDOZA MARTINEZ S/ H.P. C/ LA VIDA – HOMICIDIO DOLOSO” – Cinco meses de paralización por sendas chicanas jurídicas presentadas por la defensa del principal acusado. Hace cinco meses, la Sala Penal de la Corte demora en resolver una recusación contra integrantes del Tribunal de Alzada de Caacupé.

A cinco meses de la presentación de sendos obstáculos legales, continúa en compás de espera el caso judicial por el crimen del joven Iván Martínez registrado en San Bernardino el 13 de enero del 2008. Hasta la fecha no se ha podido llevar a cabo el Juicio Oral que determinará la responsabilidad penal del acusado Víctor Elías Mendoza Martínez porque la defensa se ha encargado de paralizar el proceso penal.

Está en manos de la Sala Penal de la Corte -conformada por los Ministros Alicia Pucheta y Sindulfo Blanco, e integrado por el Ministro Miguel Oscar Bajac- resolver una recusación planteada por la defensa contra el Tribunal de Apelaciones de Caacupé.

HOMICIDIO DOLOSO

Datos obtenidos por el Proyecto “Transparencia Judicial” del CIRD señalan que el 17 de setiembre del 2008, la causa penal se elevó a Juicio Oral y Público por el hecho de Homicidio Culposo, estando pendiente de pronunciamiento judicial la apelación planteada por la querella sobre sobre “>sobre “>sobre “>sobre “>esta calificación. El Tribunal de Apelación de Caacupé fue recusado por la defensa y por ello no podía expedirse sobre el cambio de calificación del delito investigado.

Con posterioridad a la elevación a Juicio el Tribunal de Apelaciones de Caacupé, una vez rechazada la recusación en su contra, determinó que la resolución que cambió la calificación de doloso a culposo estaba errada, calificando el hecho como DOLOSO.

La presidencia del Tribunal de Sentencia a cargo en ese entonces de Dionisio Nicolás Frutos, ordenó la realización de una pericia solicitada por la defensa, y admitida como prueba, la misma defensa repuso y apeló en subsidio esta providencia, elevándose nuevamente la causa al Tribunal de Apelaciones de Caacupé.

En este estado es que la Defensa de Víctor Elias Mendoza recusó una vez más a los integrantes del Tribunal de Apelaciones, y se remitió el expediente a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

OCHO URGIMIENTOS

El proceso judicial se encuentra desde el día 13 de marzo del 2009 en la Sala Penal de la Máxima Instancia Judicial.

La querella interviniente ha presentado presentado “>presentado “>presentado “>presentado “>respetuosos urgimientos en fechas: 30 de abril del 2009; 7 de mayo; 29 de junio; 30 de julio, etc. Para llegar al 4 de agosto de 2009, que se ha presentado EL OCTAVO URGIMIENTO.

La Sala Penal no se ha pronunciado hasta la fecha, y informan en Secretaria que no lo hace por encontrarse en poder del preopinante.

Los Miembros del Tribunal de Apelaciones de Caacupé que fueron recusados por segunda vez por la defensa del acusado son: Carlos Cabriza, Estela Aldama y Segundo Ibarra.

LA QUERELLA

Héctor y Alcira Martinez, padres de Iván Andrés asesinado de un disparo en el pulmón, en San Bernardino querellaron en enero del 2008 al joven ganadero Víctor Elías Mendoza por homicidio doloso y exijieron una pena máxima de 15 años por la muerte de su hijo de 17 años.

Los abogados Cecilia Pérez y Guido Gómez solicitaron al juzgado que Mendoza guarde reclusión en Tacumbú. En su escrito, los querellantes relataron que aquella madrugada del 13 de enero pasado según testigos, el hoy querellado “refugiado en su vehículo, dirigiéndose a los amigos de nuestros hijos, de manera inapropiada, sin siquiera conocerlos, sacó el arma de fuego que traía en el auto y disparó”.

Adujeron que Mendoza previamente forcejeó con el hijo mayor del matrimonio Martínez, Héctor David pero no soltó el arma homicida.

De acuerdo al testimonio de amigos de la víctima se trató de un momento sumamente confuso, y no se percataron de inmediato que Iván había recibido un impacto mortal por parte del conductor del vehículo de la marca Wolkwagen, tipo Golf, color negro.

“Fue en ese instante en el cual nuestro hijo Héctor escucha unos gritos y se percata que su hermano estaba muerto. Esta circunstancia es aprovechada por el conductor del Golf, que no había descendido de él, para acelerar y lograr escapar, con el acompañante. Nuestro hijo Iván se encontraba ya sin signos de vida”, dijeron los padres de la víctima, en el escrito inicial de querella.

ACTUALIZACION

El 1 de Octubre de 2009 la Sala Penal hace lugar a la recusación planteada contra dichos camaristas de Caacupé y ordena que intervenga otro Tribunal de Alzada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: